FESAALP 2018

Comenzó la nueva edición del Festival de Cine Latinoamericano de La Plata marcada por el espíritu de lucha, resistencia, cooperativismo y feminismo que atraviesa toda la programación. Durante ocho días se podrá disfrutar de más de 150 películas de la región con Colombia como país invitado.

Con más de 200 personas, se llevó adelante la Noche de Apertura en el Centro Cultural La Gran 7, que funciona en uno de los galpones de C.I.T.A., la primera cooperativa textil de la Argentina fundada en 1952 y recuperada gracias a la lucha de sus trabajadorxs.

“Somos hijos, hijas e hijes de nuestro tiempo, porque el cine es parte del testimonio de estas historias; y porque creemos firmemente que la cultura es parte de la lucha política, es que aquí estamos defendiendo en cada espacio el cine nacional y latinoamericano que queremos y que reivindicamos”, sostuvieron desde la editorial del FESAALP.

Como cada año, la pantalla la inauguró el video institucional del festival en homenaje a las mujeres en el cine de la región, con fragmentos de Gilda, no me arrepiento de este amor; La teta asustada; Informes y testimonios. La tortura política en la Argentina, 1966-1972; Madres de mayo; Deconstrucción: crónicas de Susy Shock; Los isleros; La vuelta al bulín; Violeta se fue a los cielos; La historia oficial, Silvia Prieto, Carta de Ramona y Chircales.

Estuvieron presentes representantes de la Red Multicultural que reúne a distintos colectivos de trabajadorxs de la cultura que denunciaron el ajuste a la cultura, la falta de políticas públicas, la constante clausura de centros culturales y la criminalización del arte por parte de los gobiernos municipal, provincial y nacional.

Luego de la proyección del cortometraje C.I.T.A. – Cooperativa Industrial Textil Argentina (2017), dieron testimonio lxs trabajadorxs de la fábrica recuperada que desde hace un año su producción se encuentra detenida frente a la falta de protección de la industria nacional, la apertura de importaciones y los tarifazos de los servicios.

Colombia es el país invitado este año, con una muestra paralela de diez obras que ahondan en los procesos políticos, económicos y sociales del hermano país. Durante la apertura se denunció el sistemático asesinato de líderes y lideresas sociales durante el proceso de paz. En este marco se proyectó el cortometraje Un nueve de abril (2016) una animación de Edgar Álvarez que aborda el asesinato del líder popular Jorge Eliécer Gaitán y en la rebelión que desembocó en el “Bogotazo”.

Además, estuvo presente una de las referentes ineludibles del cine nacional y una figura destaca este año en el festival, María Luisa Bemberg con la obra Juguetes (1978). Este cortometraje, filmado en la Exposición Rural, es un testimonio que, a partir de  entrevistas a niñes, indaga sobre las pautas de conducta impuestas por la educación convencional y los resultados obtenidos. Se los educa de manera específica, con muy diferentes objetivos vitales, y los juguetes reflejan esa discriminación: cocinitas, muñecas, secadores, equipos de cosmética, todo el mundo doméstico para las nenas. Los juegos creativos, los que despiertan la imaginación (trenes, autos, juegos para armar, hombres en el espacio), se destinan a los varones.

Finalmente, la noche del FESAALP se cerró al ritmo de Cachitas Now!, una banda de cumbia con perspectiva de género de la ciudad de La Plata.

Durante toda la semana, hasta el 29 de septiembre se podrá disfrutar de la Competencia de Largometrajes compuesta por 16 películas del continente, La Plata Filma con 16 largos y  17 cortos de la ciudad, Aullidos con 6 películas de género fantástico y terror. Además el festival contará con las secciones paralelas: Colombia país invitado, Cine en los barrios, En proceso, A todo volumen, Noches especiales, Cine y derechos humanos y Planetario.