Primeras directoras latinoamericanas

Históricamente las mujeres han sido relegadas en los discursos hegemónicos y la situación se agrava en el caso latinoamericano. Ser mujer y latinoamericana acarrea una doble invisibilización y esta desigualdad se evidencia en el cine tan sólo con mirar los créditos de una película donde priman los nombres masculinos. Sin embargo, las mujeres han estado presentes en la producción cinematográfica desde los orígenes del medio, tanto en el cine europeo y estadounidense como en el contexto latinoamericano. Con el propósito de visibilizar el lugar de la mujer latinoamericana en el cine y teniendo a Perú como país invitado, el 14° Festival de Cine Latinoamericano de La Plata proyectará películas de Josefina Emilia Saleny y Nora de Izcue, pioneras del cine argentino y peruano respectivamente.

Si bien los orígenes de Josefina Emilia Saleny no son claros, diversos datos existentes en diarios de la época y demás fuentes bibliográficas permiten establecer algunos supuestos y certezas en torno a su figura. Teniendo un fuerte vínculo con la comunidad italiana en Argentina, Saleny se dedicó a la actuación desde muy temprana edad, iniciándose en el teatro para luego pasar al cine. Hay datos sobre la fundación de una Academia de Actuación Cinematográfica por parte de Saleny en 1915, que sería la primera escuela de cine en el mundo. Dirigió films como La niña del bosque (1917), Paseo trágico (1917) y El pañuelo de Clarita (1919). Esta última podría considerarse como un melodrama que trata el conflicto de los inmigrantes italianos en la Argentina de principios de siglo XX. Este año, El pañuelo de Clarita cumplió cien años desde su primera exhibición y es el único film de la filmografía de Saleny que sobrevive hasta el día de hoy.

Dentro de los aportes hechos por Nora de Izcue al cine peruano y latinoamericano, quizás los más destacables sean su retrato lírico del Perú profundo y la revalorización de la mujer afroperuana concretamente. Comenzó su camino en el cine a través de la Academia de Cine de Armando Robles Godoy, donde estudió cine. Dirigió films como Encuentro (1967), El viento del ayahuasca (1982) y Color de mujer (1990) pero también se desempeñó como asistente de dirección en películas como La muralla verde (1969), dirigida por Armando Robles Godoy. En su filmografía como directora destaca el cortometraje documental Runan Caycu (1973), que narra desde la mirada del líder campesino Saturnino Hillca los conflictos de los campesinos cusqueños con los gamonales y hacendados que precedieron a la Reforma Agraria de 1969. Pero también este film es uno de los primeros en registrar el idioma quechua como “un símbolo de identidad, de lucha y de resistencia” en palabras de su directora. 

El pañuelo de Clarita y Runan Caycu serán proyectadas en esta nueva edición del Festival de Cine Latinoamericano de La Plata dentro de la sección Primeras directoras latinoamericanas, un gran aporte para la visibilización de las pioneras latinoamericanas.