• Instagram
  • YouTube
  • Facebook
Competencia Cortometrajes / Ficcion

El niño de goma

De Marcos Díaz Sosa

Jueves 17 - 20.30hs - Cine Municipal Eco Select

Sinopsis

Un adolescente es atropellado por un carro de lujo pero no sufre ningún daño, como si este choque fuera insignificante para su cuerpo. Los responsables del accidente se ofrecen a ayudarlo, sin confesar nunca su culpa.

Año de producción

2021

Duración

16'

Origen

Cuba

producción

Estudio ST

Elenco

Pedrito Martínez, Armando Miguel Gómez, Neysi Alpízar

bio director/a

Dramaturgo, guionista, director, graduado del ISA y de la EICTV. Su proyecto de largometraje Obra de choque ha sido apoyado en su etapa de desarrollo por Ibermedia, Aide aux cinémas du monde, Vision Sud Est, World Cinema Fund, el fondo nacional del INCAA, Sundance (donde fue participante del Sundance director's lab del 2018), entre otros. Como guionista y director realizó el cortometraje Fenómenos Naturales, estrenado en el Festival de Guadalajara de 2016 y premio a mejor cortometraje en el Festival Cine Latinoamericano de La Plata en 2018. Otros trabajos que ha dirigido: Rocaman (Ficción, 15 min., 2018); Lo que me sé de memoria (Doc. 5 min., 2015); Fractal (Doc. 60 min., 2006).

"
motivación del director/a

Nuestro niño de goma es uno entre muchos que para resistir a la violencia de una sociedad disfuncional, adapta sus mecanismos de sobrevivencia hasta convertirse en un monstruo de una belleza insólita. Es un mutante siniestro y seductor, que sobrevive a que el auto del año le pase por arriba sin sufrir un rasguño y sin acudir al resentimiento. Su súper poder es ser indiferente ante el trastorno, flexible al abuso, humorista frente a la violencia. Los culpables evaden la responsabilidad frente a este paisaje que se tambalea entre escombros. Indiferentes y cómodos ante la atrofia de las nuevas generaciones, esta caricatura de clase de nuevos ricos usa parches ridículos para disimular sus catástrofes. Nuestra película es una pesadilla sencilla de un niño que perdona aunque sus victimarios no le piden perdón, que es más feliz cuando no denuncia ni ataca, que supera y transgrede porque no necesita pasarle por arriba a nada después de que le han pasado por arriba a él. Esta es nuestra manera de metabolizar la violencia y el dolor y convertirlo en ficción.

VOLVER