• Instagram
  • YouTube
  • Facebook
Competencia Largometrajes Latinoamericana

El silencio del Topo

De Anaïs Taracena

Domingo 13 - 21hs - Cine Municipal Eco Select

Sinopsis

A lo largo de los años 70, el periodista Elías Barahona, alias el Topo, se infiltró en el corazón de uno de los gobiernos más represivos de Guatemala. Al desvelar la historia de este individuo reservado y único, “El silencio del topo“, capta los momentos en que las revelaciones del pasado abren grietas en los muros del silencio de una historia que permanece oculta.

Año de producción

2021

Duración

92'

Origen

Guatemala

producción

Asombro Producciones, Colet & Co., Ek Balam Producciones

Elenco

intervenciones de: Elías Barahona, Carlos Obregón, Erwin López, Patricia Barahona, Marco Antonio Alonso, Gustavo Meoño, Ricardo Castro, Guillermo Cacao de Paz

bio director/a

Anaïs Taracena, directora y productora de documentales con máster en Ciencias Políticas. Ha dirigido varios cortometrajes que se han proyectado en festivales internacionales de cine, universidades y comunidades. En Guatemala trabaja como realizadora audiovisual con organizaciones que defienden los derechos humanos y como gestora cultural. En el 2019 participa de la Berlinale Talents y del IDFA Academy School como directora emergente. El silencio del topo, su primer largometraje documental, se estrenó en competencia internacional del Festival Hot Docs 2021, ganó el Tim Hetherington Award en Sheffield Doc/Fest 2021 y ha participado en más de 20 festivales de cine en todo el mundo.

"
motivación del director/a

La primera vez que filmé para hacer un video fue al hermano de Elías que se llamaba David. Yo viví en Francia donde estudié Ciencias Políticas. Ahí me juntaba con guatemaltecos exiliados, muchos de ellos de la generación de mi padre que me habían conocido chiquita. David siempre me hablaba de su hermano Elías que se había infiltrado en el gobierno y tenía una historia increíble. Me pasó unas memorias tipo novela ficcionada, como 500 ejemplares habrá sacado, la leí y me encantó. Un año después, en búsqueda de archivos para otro proyecto documental, conocí a un italiano que había filmado en Guatemala. Cuando vio que yo había filmado a David, me dijo que tenía unas imágenes de Elías, pues lo había filmado en 1982 o 1983 en Madrid, cuando Elías había salido de Guatemala y estaba denunciando. Me dio un VHS que no sabía ni dónde verlo. Yo iba a hacer un viaje a Guatemala y ya Elías sabía de mí porque David le había hablado, entonces fui a Guatemala y conocí a Elías. Le llevé la cinta y la digitalizamos en la Cinemateca y ahí fue la gran emoción, porque Elías nunca había visto estas imágenes y empezamos a hacer amistad. Él siempre me decía que me agradecía mucho haber filmado a su hermano, porque David murió dos años después de que lo filmara, decía que mantuve la memoria de su hermano. Entonces le propuse a Elías filmarlo y me dijo que sí. Conocí a sus hijas y una de ellas salió en el documental. Luego Elías me dijo que se sentía mal, que se estaba desmayando, pues era diabético y tenía un problema neurológico; además, le habían encontrado algo en el estómago. Entonces me invitó a que lo filmara durante el juicio de la quema de la Embajada de España, porque él iba a dar su testimonio.

VOLVER